amazon

7 pasos para atraer la abundancia a tu vida

7 Pasos para atraer la Abundancia a tu vida

7 pasos para atraer la abundancia a tu vida


Índice de contenido

Introducción

Primer paso para atraer la abundancia a tu vida: Aprovecha las circunstancias

Segundo paso para atraer la abundancia a tu vida: Se valiente para enfrentarte a los desafíos

Tercer paso para atraer la abundancia  tu vida: Ley de la atracción

Cuarto paso para atraer la abundancia a tu vida: Limpia y organiza tu vida

Quinto paso para atraer la abundancia a tu vida: Conócete a ti mismo

Sexto paso para atraer abundancia a tu vida: Ten paciencia

Séptimo paso para atraer abundancia a tu vida: Da sin esperar nada a cambio. Ley de la afinidad


Todos deseamos fervientemente la abundancia en nuestras vidas, tanto en el aspecto material como en el aspecto emocional y espiritual. Simplemente porque como seres humanos hemos venido a este planeta a tenerlo y experimentarlo todo. Lo más bonito de esto es que esas experiencias que vamos a vivir dependen de nosotros en un 90% como mínimo. Es decir, podemos ser víctimas de la vida y sus circunstancias o podemos hacernos responsables de eso que la vida nos presenta y transformarlo para lograr todo lo que anhelamos.

Parece complicado pero en realidad es muy simple. Es tan solo una forma de ver la vida y las circunstancias que nos permite sacarles provecho al máximo, aunque esas situaciones parezcan muy negativas. Porque de TODO se aprende, y cuanto más negativa sea la situación o las circunstancias, más aprenderemos. Y el saber, la sabiduría, lo que aprendemos por la experiencia en carne propia, es la materia prima que tenemos para transformarnos en esa persona que anhelamos ser. 


Primer paso para atraer la abundancia a tu vida: Aprovecha las circunstancias

Para poder lograr esa sabiduría que a la larga nos dará una vida más plena y a nuestra medida, es fundamental que nos esforcemos al máximo por APRENDER de todo lo que sucede en nuestra vida.

De nuestra relación con nuestra familia, por ejemplo, debemos aprender cuáles son las bases para tratar con los demás y establecer vínculos sanos. Si tu relación familiar es mala, aprovéchala para aprender lo que NO funciona a la hora de establecer vínculos sanos y prueba (aunque te cueste mucho) lo que sí puede funcionar. Y si hay circunstancias extremas que se escapan de tus manos (violencia, agresiones, drogas, etc.) entonces no te quedes allí. Al alejarnos de eso que tanto daño nos causa podemos llegar a avanzar mucho en todos los aspectos de nuestra vida que se ven frenados por esas circunstancias.

Y así sucesivamente con todo lo que nos pasa. Recuerda que la vida y el universo quieren que consigamos esa plenitud, y para lograrlo nos ponen eventos, personas y circunstancias, para que aprendamos lo necesario para tener lo que buscamos.

El universo nos retribuye de acuerdo a lo que pensamos y cómo vemos las cosas. Si siempre nos enfrentamos a la vida como víctimas y sufriendo por todo, entonces tendremos más de todo eso. Sencillamente porque no estamos aprendiendo de las situaciones y nos hemos sentado allí simplemente a sufrirlas.

En cambio si nos paramos ante la vida con actitud receptiva, abierta, aunque duela vamos a aprender las lecciones que cada evento tiene para nosotros. Y poco a poco iremos cambiando nuestra forma de pensar y ver las cosas. Poco a poco dejaremos de sufrir tanto por cada cosa que nos pasa, para comenzar a aceptar y aprovechar al máximo cada cosa que nos sucede, sea "mala" o "buena".


Segundo paso para atraer la abundancia a tu vida: Se valiente para enfrentarte a los desafíos

Una vez que tienes la forma correcta de ver la vida comenzarás a notar que no existen circunstancias "buenas" o "malas" porque todo nos enseña algo. Y el conocimiento es poder, amigos. 

Esto es muy interesante y la mayoría de las veces no nos damos cuenta de esto. Cada cosa que aprendemos sobre cómo vivir la vida nos hace más poderosos

Se habla mucho de lo que piensan y hacen los grandes millonarios, pero no se habla de este pequeño detalle. Casi todos los millonarios han conseguido su fortuna en base a lo que aprendieron en la vida de las situaciones más difíciles, y no en base a la suerte como piensa la mayoría. Esa experiencia de vida les ha enseñado a tomar las decisiones correctas y por eso han llegado al lugar en el que se encuentran.

Se trata de no ver lo que nos sucede como bueno o malo, sino como una oportunidad para superarnos a nosotros mismos, como un desafío. Debemos hacernos amantes de los desafíos porque la vida es una sucesión de desafíos. Cuando tenemos en frente una situación desafiante debemos pararnos frente a ella y, aunque no sepamos lo que se viene ni cómo la enfrentaremos, debemos darle batalla. Ser valientes! Sacar nuestras mejores armas, que son justamente esa sabiduría que la vida nos ha ido regalando.

Tercer paso para atraer la abundancia  tu vida: Ley de la atracción

Ya has cambiado tu forma de ver las circunstancias de la vida y te has hecho valiente para enfrentar lo que que la vida tenga para ti de la mejor manera.

Ahora notarás que comienzas a comprender un poco mejor el funcionamiento de la ley de atracción.

Ya no piensas solo en los aspectos negativos de las circunstancias, sino que ahora piensas más en lo positivo y en lo que aprendes de cada evento. Este enfoque mental hace que inconscientemente atraigas más de las cosas positivas que estás comenzando a descubrir con esa mentalidad. Por ejemplo:

Respecto al dinero quizás antes pensabas que no tenías dinero para lo que querías, que nunca llegabas a fin de mes, que tenias demasiadas deudas y no podías salir de ellas, etc. Pero como has cambiado tu forma de ver las situaciones y te has esforzado por aprender de ellas, has descubierto que quizás lo que debías aprender era a administrar tu dinero y relacionarte mejor con él. Entonces has sido valiente y te has enfrentado a tus problemas financieros de forma creativa y has comenzado a superarlos. 

Esta actitud poco a poco moldea tu forma de ver y relacionarte, en este caso, con el dinero y te permite tener una mentalidad más abierta y receptiva con las cuestiones relacionadas al dinero. Así comienzas a aprender "tips" y formas de administrar y hacer crecer tu dinero que antes no conocías y terminas amigándote con el dinero y aceptando con gusto todo lo que se presenta en tu vida respecto al dinero.

Tu mente cambia y, como atraemos lo que pensamos, si comenzamos a creer que el dinero es bueno, que me ayuda a solucionar mis problemas (en lugar de pensar que el dinero nos da problemas, porque en definitiva los problemas nos los creamos nosotros, no el dinero), que me permite viajar y conocer lugares increíbles, tener una vida bonita y tiempo para estar con mi familia, etc.; si pensamos así estaremos abriendo las puertas para que el dinero llegue a nuestras vidas.

Por el contrario, con los pensamientos negativos sobre el dinero solo estaremos alejándolo cada vez más de nuestra vida.

Entonces, debes aprender que lo que piensas y crees, atraes. 


Cuarto paso para atraer la abundancia a tu vida: Limpia y organiza tu vida

Es hora de hacer una limpieza profunda de tu vida.

La abundancia y la plenitud no se manifiestan en ambientes desordenados o sucios. Y no sólo estoy refiriéndome al plano físico, sino también una limpieza y orden en el plano emocional, psicológico y financiero.

Es hora de decir basta y sacar todo lo que no aporte valor a tu vida. Este paso es muy liberador y nos carga de cierta energía renovada que nos impulsa a ir por más.

Hay que hacer esta limpieza de forma gradual pero constante. Necesitamos convertirla en un hábito.

Mantener nuestro hogar muy limpio, sin basura ni elementos que no utilizamos. Mucho menos tener cosas que nos traigan malos recuerdos, nos pongan tristes, cosas con las que no sepamos que hacer, cosas de personas que ya no están en nuestras vidas y que no utilizamos, objetos rotos o sucios, ropa que no utilizamos hace un año o más, alimentos viejos en nuestra nevera o despensa, etc. Y todo lo que sí queremos, lo que nos hace felices y nos facilita la vida, debemos mantenerlo organizado por categorías, con un lugar para cada cosa, limpio y en buen estado. 

Lo mismo debemos aplicar a nuestro cuidado personal. Tomar baños a diario, cuidar nuestra salud física, hacer ejercicio, beber agua, alimentarnos con la mayoría de alimentos saludables, en lo posible integrales y orgánicos, preparados en casa. Vestir con ropa que nos quede bien, buscar un estilo elegante y con buen gusto, acorde a nuestras aspiraciones. Nuestra ropa debe estar siempre limpia, planchada y en perfecto estado.

En el plano emocional y psicológico, alejarnos (sin entrar en conflictos, silenciosamente) de las personas que nos lastiman, nos hacen sentir inferiores, nos hostigan de alguna manera, son agresivos con nosotros o no nos valoran. Debemos buscar relaciones que nos potencien, que nos ayuden a superarnos y ser cada día mejores personas, pero que los demás también crezcan junto a nosotros. No nos sirven las personas que no se comprometen emocional y psicológicamente con nosotros, no nos sirven las personas que no saben admitir cuando se equivocan y que también, como nosotros, buscan aprender, crecer y ser cada día mejores personas.

Debemos aprender a ser más calmados y menos reactivos. Si hacemos bien este camino aprenderemos que reaccionando a todo lo que nos pasa no conseguimos buenos resultados en ningún aspecto. Siempre tendremos mejores resultados guardando silencio y hablando tranquilamente sólo cuando es necesario. Y si lo quieres saber, esa es la mejor forma de poner en evidencia al que está equivocado y de que esa persona termine viendo su error. Así que ya sabes, guarda silencio y permite que los demás se escuchen a sí mismos.

En el plano económico también es de suma importancia aprender a ser organizados con nuestro dinero, a llevar un presupuesto mensual y registro de todos nuestros ingresos y gastos. Es fundamental aprender a no ser consumistas impulsivos e irresponsables. Debemos hacer consciencia el valor del dinero y respetarlo.

Por último, debes ser organizado con tu tiempo. Tu tiempo vale oro, y planificar anticipadamente y realizar listas de tareas nos ayuda a no procrastinar ni perder el tiempo. Valora tu tiempo, no queremos darnos cuenta de su valor cuando sea demasiado tarde. 


Quinto paso para atraer la abundancia a tu vida: conócete a ti mismo

Conectarte contigo mismo es un paso que todos deberíamos dar, independientemente de nuestra meta. 

Para lograrlo debemos agudizar nuestros sentidos y comenzar a observarnos a nosotros mismos. 

Hay personas que nunca se han observado a sí mismas. No saben cómo suelen ser sus expresiones, sus movimientos habituales, el tono con el que hablan ni el efecto que todo eso causa en su entorno. Considero que estas personas están perdiendo su tiempo lamentablemente.

Claramente son personas sin aspiraciones a las que la vida les da igual. ¿Por qué me pasaría mi vida sin conocerme a mí mismo? No tiene el más mínimo sentido. 

Si bien muchas veces no sabemos con exactitud por qué o para qué estamos vivos, les aseguro que uno de los propósitos por los que estamos vivos es para AUTO-CONOCERNOS. 

Al igual que el conocimiento de la vida y el mundo nos da poder, el AUTO-CONOCIMIENTO, o el conocimiento de nosotros mismos, nos da aún mucho más poder. Porque a partir de ese conocimiento podemos modificar gestos, acciones, formas de pensar, formas de relacionarnos, etc. a la medida que sea necesario para lograr nuestros objetivos.

Junto a la observación de nuestros pensamientos, sentimientos, palabras, gestos, miradas, posturas, formas de caminar, movimientos que hacemos, etc., debemos observar y analizar el impacto que todo esto tiene en los demás y evaluar si esas formas son las apropiadas o no para causar la impresión que buscamos, y de ser necesario ir modificándolas.

Este es otro de los secretos de los que los millonarios no hablan. El conocerse a sí mismos a la perfección les permite tener un excelente autocontrol.


Sexto paso para atraer abundancia a tu vida: Ten paciencia


Todo lo bueno en la vida cuesta y se hace esperar. Así que ten paciencia. Si quieres tener abundancia ya mismo, olvídalo. Con esa mentalidad no llegarás lejos.
Se paciente, verás cómo la abundancia se comienza a instalar gradualmente en tu vida cuando estés realizando los consejos que te he dejado aquí. No desesperes, que si haces las cosas bien todo se acomodará poco a poco y tarde o temprano llegará eso que tanto anhelas.
Persevera y triunfarás


Séptimo paso para atraer abundancia a tu vida: Da sin esperar nada a cambio. Ley de la afinidad y ley de la balanza.

Debes saber que en el universo existe otra ley, LA LEY DE AFINIDAD.

Esta ley establece que atraemos cosas con vibraciones afines a las nuestras. Es decir que, si nuestra vibración es muy densa porque nuestra vida está desordenada y hacemos todo mal, sólo atraeremos aquellas personas y situaciones que vibren similar a nosotros. Personas desordenadas y problemáticas.

En cambio si me esfuerzo por vibrar de forma más sutil y alta, por ejemplo cambiando mi vida con los consejos antes mencionados, atraeré personas y situaciones que vibren sutil y armónicas.

Por otro lado, LA LEY DE LA BALANZA nos enseña que lo que damos, recibimos.

Entonces, si siempre estoy dando malos tratos y palabras necias, eso es lo que recibiré a cambio. Pero si trato bien a las personas que me rodean y les doy amor, comprensión, tolerancia y respeto, eso recibiré a cambio.

Ahora si quieres, por ejemplo, aumentar el dinero que ingresa a tus cuentas mensualmente debes hacer todo lo que hemos dicho previamente en este artículo y además, puedes sumar un extra muy interesante que te aseguro por experiencia propia te retribuirá el doble o triple. Si aplicas la ley de la balanza para este caso debes DAR DINERO PARA RECIBIR DINERO.

Si, así de fácil. Pero la ley de la balanza es tan maravillosa que no tiene en cuenta la cantidad de dinero que das, sino que lo que cuenta en realidad es el esfuerzo que te cuesta a ti desprenderte de ese dinero.

Porque no es lo mismo que un millonario done 1000 dólares a una causa, que un pobre done 20 dólares. Al millonario no le afecta en nada donar esos 1000 dólares, pero un pobre que quizás esos 20 dólares es lo único que tiene está dando mucho más que esos 20 dólares. ¿Se entiende? Por lo tanto, si la cantidad de dinero que donas es una cantidad que a ti te cuesta dar, créeme que si lo haces de forma desinteresada y con amor, pronto recibirás el doble o triple de lo que has dado.

Es importante que al momento de hacer esto te pongas en el lugar del beneficiado. Porque esa empatía te dará el deseo de donar desinteresado que necesitas para que la ley de la balanza tenga en cuenta tu donación.

Recuerda siempre actuar con amor y empatía, la vida no es una carrera y siempre hay personas menos afortunadas que nosotros.

Valora lo que tienes y da gracias por cada día de tu vida.

Y tu, ¿Qué esperas para tener una vida plena y abundante? Está en tus manos









Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más