amazon

11 Ventajas de ser tu propio jefe + Consejos para independizarte

11 Ventajas de ser tu propio jefe + consejos para independizarte


Dejar un trabajo en relación de dependencia para comenzar uno de forma independiente es un gran paso en la vida de una persona. Siempre es bueno hacer una lista de pros y contras, pero sobre todo en este tipo de elecciones debes seguir lo que dicta tu corazón y de ese modo no te arrepentirás.

En mi vida he tenido muy poca experiencia trabajando en relación de dependencia. De hecho, las pocas experiencias que he tenido fueron una especie de pasantía mientras aún estaba estudiando. Luego, siempre he trabajado por mi propia cuenta. He dado clases y he tenido negocios. Actualmente trabajo como creadora de contenido y artista de forma independiente. Para mí trabajar de forma independiente fue una elección desde que me emancipe. Por la forma en la que fui criada puedo decir que trabajar de forma independiente no era una opción muy viable, pero para mi esposo era todo lo contrario. Su padre fue un hombre de negocios que le enseñó a ser independiente. Y él, mi esposo, me transmitió esa sabiduría y las ganas de no depender de nadie y moldear mi propio destino.

A continuación les voy a contar algunas de las ventajas que considero más importantes de ser tu propio jefe.

Ventajas de ser tu propio jefe

1) Manejas tu tiempo

Una de las mayores ventajas quizás es que tu tiempo te pertenece. Y si bien debes trabajar, porque todo negocio o servicio que ofrezcas requiere que trabajes, puedes organizar tu tiempo como te plazca. 

Probablemente al principio cuando estás comenzando tu negocio, tu trabajo te absorba y trabajes muchas horas para armarlo todo. Pero una vez que todo marcha bien y muchas cosas han pasado a "piloto automático" tendrás tiempo para hacer lo que quieras! Para compartir con tu familia, para tener un hobby, para viajar, etc. 

2) Puedes elegir hasta dónde quieres llegar

Tener tu propio negocio es poder elegir el tamaño que quieres para tu negocio. Eso implica que decidirás hasta dónde quieres crecer, cuánto dinero está bien para ti y cuánta cantidad de trabajo es la deseas en tu vida.

Recuerda siempre que si quieres más dinero, tendrás que invertir más (tiempo, trabajo y dinero)

3) Trabajas de lo que te gusta

¿Cuántas personas sufren porque no les gusta su trabajo y desean fervientemente poder trabajar de lo que aman hacer? Conozco médicos que les encantaría trabajar pintando cuadros o vendiendo tortas. Telefonistas que quisieran tener su propio bar. Odontólogos que quisieran tener su propia tienda de ropa.

Poder elegir el rubro en el que trabajarás para vivir es un privilegio reservado para los valientes.

4) Puedes elegir tu lugar de trabajo 

Cuando eres el dueño de un negocio o servicio no necesitas pasar tarjeta para dejar asentada tu asistencia al lugar de trabajo. Con la tecnología hoy en día puedes trabajar desde cualquier lugar del planeta. Así que, piensa en las posibilidades!

5) No debes aguantar jefes y compañeros insoportables para ti

Cuando eres u propio jefe puedes elegir tu equipo de trabajo o trabajar solo, pero no estás obligado a soportar a nadie. Imagina no tener la obligación de escuchar las críticas y quejas de otros constantemente sobre tu trabajo. Claro que si no haces bien tu trabajo serán los clientes los que te reclamen.

6) Liberas tu creatividad

Tienes la posibilidad de darle la forma que más te guste a tu negocio. Puedes hacer realidad cualquier idea que tengas en mente. 

7) Aprendes constantemente

Algunas de las experiencias que más lecciones de vida me han dado son las de trabajar independientemente. He aprendido cosas en todos los planos: social, técnico, estratégico, emocional, psicológico, de ventas, de marketing, administración, contabilidad y todos los aspectos involucrados en cada negocio. 

8) Desarrollas tu autodisciplina

La autodisciplina es una virtud difícil de obtener pero muy valiosa porque te permite conseguir todo lo que te propongas. ¿A quién no le gustaría eso? 

El trabajo independiente nos exige desarrollarla si o si. Y aunque al principio puede ser bastante difícil, una vez que lo logres te sentirás invencible. Sentirás que todo es posible con un poco de organización y autodisciplina. Será poco probable que te rindas ante los obstáculos y tendrás voluntad para seguir adelante y conseguir tus propósitos.

9) Disfrutas de tus logros sin interrupciones

Es frecuente que trabajando en relación de dependencia no puedas disfrutar plenamente de tus logros en el ambiente laboral, incluso a veces ni siquiera te dan el crédito que te mereces. Siendo tu propio jefe podrás disfrutar de tus logros sin interrupciones.

10) Tienes la posibilidad de dar puestos de trabajo y de hacer caridad

Las empresas o emprendimientos tienen la maravillosa posibilidad de ayudar a otros desde distintas perspectivas. Teniendo empleados y dándoles puestos de trabajo, patrocinando alguna organización de caridad o haciendo actos de caridad en nombre de la empresa. Al llegar a muchas personas es más fácil conseguir recursos para ayudar.

11) Amplías tu red de contactos

Conoces personas que buscan lo mismo que tu o expertos en algún campo de tu interés. Haces nuevas amistades que tambiñen pueden traerte beneficios


Consejos para independizarte

Sé firme en tus decisiones

Cuando decides emprender por tu cuenta debes ser firme en tus decisiones. No puedes estar cambiando de opinión en cada momento. Cuando comienzas algo no puedes dar marcha atrás por miedo.

Esfuérzate por terminar lo que comienzas

Una característica que nos hace fracasar es la de no finalizar lo que comenzamos. Si eres de esas personas que constantemente comienza algo y no lo termina, pon todos tus esfuerzos para cambiarlo y terminar todo lo que comiences, por más insignificante que sea la tarea.

Lee, estudia, inspírate

Para poder avanzar de forma autónoma debes tener conocimiento sobre diversas áreas, en especial finanzas y contabilidad, administración, administración del tiempo, marketing, ventas, psicología, sociología, etc. Interésate por todos estos temas y los que correspondan a tu rubro y no dejes nunca de estudiar y leer.

Busca inspiración en personas que hayan logrado lo que tu quieres lograr. Síguelos en sus redes sociales, compra sus libros, mira sus videos y aprende todo lo que puedas de ellos

Sé constante y no te rindas

El camino del emprendedor no es fácil, sobre todo al principio. Puede llevarte meses o unos cuantos años comenzar a tener resultados significativos en tu negocio, pero te aseguro que la única forma de fracasar es dejar de intentar, sobre todo al poco tiempo, antes de ver los primeros resultados. 

Nunca te rindas! Todo es posible con constancia y esfuerzos diarios

 

Aprende a organizar tu tiempo y tu trabajo

Es fundamental para el éxito de cualquier emprendimiento el tener todo en perfecto orden. Esfuérzate por encontrar la mejor manera de organizar tu tiempo y tu trabajo. En internet hay cientos de profesionales que enseñan de forma gratuita formas de organizarnos. Búscalos y aprende de ellos.

Que nunca te falte un cronograma de actividades para cada día, semana y mes. Es la única forma de triunfar y sacar el máximo provecho de tus esfuerzos y tiempo. Además, nos ayuda a avanzar significativamente más rápido.

 

Espero que les sirvan estos consejos amigos y vayan a por sus sueños! Los espero en el próximo post

PREGUNTA: ¿Trabajan de forma independiente o lo han hecho alguna vez? ¿Cuál ha sido su experiencia? Los leo en comentarios!



Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más