amazon

Las 10 enseñanzas del vendedor más grande del mundo

 

Las 10 enseñanzas del vendedor más grande del mundo
Foto de Jonas Ferlin en Pexels


En el libro "El vendedor más grande del mundo" Og mandino nos enseña las características que debemos tener los seres humanos para triunfar en cualquier ámbito de nuestras vidas, incluidos los negocios.  Un buen vendedor no es aquel que solo se enfoca en vender su producto sino también en hacer de él mismo una persona magnética, porque sabe que la venta no se produce gracias a las características del producto tanto como a la personalidad y el aura del vendedor, y esto se logra sólo con buenos hábitos y haciendo carne realmente esas virtudes de triunfo.

En este fantástico libro Og Mandino nos enseña a tener una personalidad triunfadora, magnética, positiva, y humilde. Con ejemplos muy claros nos muestra la forma de lograrlo y conseguir todo lo que nos propongamos. De verdad recomiendo este libro como un libro de desarrollo personal imprescindible. 

Hoy voy a contarte resumidamente los diez puntos que Og M. nos enseña en su libro para que los tengamos presentes y revisemos si en nuestras propias vidas los estamos aplicando, pero para un estudio más profundo y mejores resultados te invito a leer el libro.




Enseñanzas del libro "El vendedor más grande del mundo" de Og Mandino

En el libro, un empresario muy exitoso elige a su hijo adoptivo para ser su aprendiz y heredero de su fortuna. Este empresario regala a su hijo diez pergaminos que él mismo recibió de otro exitoso empresario cuando era joven y utilizó para conseguir su éxito. El contenido de estos diez pergaminos son las enseñanzas que voy a sintetizar en este post.

1) Me formaré buenos hábitos y seré el esclavo de esos hábitos

Su primera enseñanza habla sobre los buenos hábitos como base fundamental para el triunfo. Cuántas veces hemos hablado en este blog de la importancia de los buenos hábitos y las rutinas. Porque ya está comprobado hasta el cansancio, los buenos hábitos son el único camino para triunfar. Establecer rutinas diarias con pasos concretos para lograr nuestros objetivos es una receta mágica! Nos permite ahorrarnos dolores de cabeza, algunos obstáculos, y mucho tiempo. Si! con rutinas y buenos hábitos podemos alcanzar nuestros objetivos muchísimos más rápido que sin ellos. Si no me crees, pruébalo!

Un beneficio extra que ofrecen los buenos hábitos y las rutinas es el de darnos una motivación enorme y fuerzas para seguir nuestro camino. Muchas veces me ha sucedido y he escuchado personas decir que la falta de motivación y fuerzas es lo que les ha impedido conseguir sus sueños. Pero con el tiempo he descubierto que son las rutinas y los buenos hábitos, además del deseo ferviente de alcanzar nuestros sueños los que nos ayudan a continuar hasta el final sin importar los obstáculos que nos toque enfrentar. Nos regalan el placer de disfrutar el proceso de transformación y el camino hacia nuestro éxito.


2) Saludaré este día con amor en mi corazón

Mirar la vida con amor y de manera positiva. Agradecer en lo profundo de nuestro corazón por la vida, la salud, un nuevo día, la familia y todo lo que se nos regala a diario. Incluso las cosas "malas", porque estas son las que más nos enseñan y nos ayudan a cambiar para ser mejores personas. 

También hemos hablado en varias ocasiones en el blog sobre esto, sobre la forma que tenemos de ver la vida. El universo nos retribuye de acuerdo a lo que pensamos, sentimos y cómo actuamos. Si estamos quejándonos de todo, sin ganas de hacer nada, si no valoramos lo que tenemos, si pensamos que todo es difícil, que todo nos sale mal, etc. solo obtendremos más de eso. En cambio, si tenemos una forma positiva de ver y recibir los acontecimientos de nuestra vida, si miramos a las personas con amor, paciencia y comprensión, si agradecemos profundamente lo que tenemos en la actualidad, tendremos más de eso. Más amor, más comprensión y paciencia, más de las cosas positivas que hay en nuestras vidas.


3) Persistiré hasta alcanzar el éxito

¿Cómo alcanzaremos nuestros sueños si nos rendimos a los tres meses, un año, dos o tres? Imposible! El triunfo lleva tiempo y esfuerzo. Vivimos en una sociedad acostumbrada a la inmediatez, a tener todo rápidamente, casi al instante. Una sociedad que no quiere hacer demasiados esfuerzos para conseguir sus metas. Por este motivo tantas personas prefieren conformarse con empleos de 8 horas que en el fondo no quieren y los hace infelices. Prefieren invertir el poco tiempo que estos empleos les dejan libre en ver series o películas y fiestas. O simplemente sin hacer nada.

En cambio, una persona inspirada por sus sueños, determinada a conseguirlos, comienza a valorar su tiempo y decide no perderlo, además de que los obstáculos dejan de ser un impedimento para conseguir sus metas y se transforman en desafíos que al final sólo le retribuirán con experiencia y sabiduría. De esta forma, como decíamos en el primer consejo, el camino se transforma en una forma de vida y el individuo lo disfruta plenamente. Así se hace imposible desistir del camino. Cada paso que damos es una forma de fortalecernos en el camino, si estamos haciendo las cosas bien.


4) Soy el milagro más grande de la naturaleza

Frecuentemente nos olvidamos que somos seres humanos. Que todos poseemos características que nos hacen únicos e irrepetibles. Que cada uno de nosotros tiene las mismas posibilidades de triunfar que otros, porque sin importar nuestras capacidades todos podemos aprender y ser mejores si así lo queremos. Todos podemos lograrlo!  

Es cierto que a algunos el camino les está un poco más allanado que a otros. Pero siempre, siempre, recuerda que los obstáculos nos hacen crecer. A mayor oscuridad, mayor cantidad de luz podemos extraer. Por lo que nunca deberíamos rendirnos. Cuanto más nos cueste, más grandes serán las recompensas. Jamás olvides tu valor, recuerda siempre que tienes todo para triunfar y valóralo, valórate.


Soy el milagro más grande de la naturaleza. Y la naturaleza no conoce derrota. Con el tiempo, emerge victoriosa, y así lo haré yo, y con cada victoria la próxima lucha no será tan difícil. Venceré, y me convertiré en un gran vendedor, puesto que soy único y singular. Soy el milagro más grande de la naturaleza. 

 

5) Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.

¿Y cómo aprovecharías el último día de tu vida? Seguramente no perderías tiempo lamentándote por el pasado, ni tampoco perderías tiempo pensando en lo que sucederá mañana pues ¿por qué desperdiciar tu tiempo en cosas que no existen aún?

Vivir el presente como si fuera un precioso regalo, que de hecho lo es. Vivirlo, disfrutarlo, como un niño cuando juega y esta absorto en el juego, saboreándolo como si fuera lo más delicioso que probó en su vida.

No malgastar el tiempo en cosas y personas que no nos aporten valor a nuestra vida. Evitar el ocio, los lugares de ocio y las personas ociosas. El tiempo es vida! No pierdas tu tiempo porque pierdes tu vida. ¿De verdad quieres desperdiciar tus días, meses y años en actividades y personas improductivas, que no te aporten valores a tu vida? 

No dejes tus tareas de hoy para mañana. Concrétalas en este día, y verás cuánto has crecido mañana. Si no lo haces te arrepentirás.

Haz del presente lo mejor de tu vida. Haz tu mejor esfuerzo, pon tu mejor sonrisa, tus mejores fuerzas y todo tu amor. Y si de verdad es tu último día, sabrás que habrá valido la pena.


6) Hoy seré dueño de mis emociones

Todo en la naturaleza tiene un ciclo. Termina el verano y da paso al otoño y luego al invierno. Las flores florecen y luego se marchitan. Llegan los pájaros y luego se van. Se siembra la semilla y luego se cosecha. Así incesantemente, y como parte de la naturaleza nosotros no estamos exentos de dichos cambios naturales. Pero como hemos afirmado anteriormente, el ser humano es el milagro más grande de la naturaleza, el rey de la naturaleza. Y como reyes de la naturaleza, nos diferenciamos del resto de las criaturas por tener el PODER de sobreponernos a dichos cambios y ser artífices de nuestro propio destino. 

Por esto, la vida del hombre es el producto de sus decisiones a cada instante de su vida. Su vida NO es el producto de sus ciclos naturales.

Podemos elegir vivir sometidos a dichos ciclos y dejar que nuestros estados de ánimo naturales nos lleven donde ellos quieran. O podemos elegir potenciar los estados positivos y cambiar los negativos para que cada día cuente, sea productivo y positivo para nosotros.

Depende de nosotros mismos y de nadie más. 


Si me siento deprimido cantaré. Si me siento triste reiré. Si me siento enfermo redoblaré mi trabajo. Si siento miedo me lanzaré hacia adelante. Si me siento inferior vestiré ropas nuevas. Si me siento inseguro levantaré la voz. Si siento pobreza pensaré en la riqueza futura. Si me siento incompetente recordaré éxitos del pasado. Si me siento insignificante recordaré mis metas.



7) Me reiré del mundo


En la naturaleza solo el ser humano tiene la capacidad de reír. El don de la risa es un maravilloso regalo que nos ha dado la naturaleza. Capaz de cambiar nuestro estado de ánimo, perspectiva y emociones en un segundo, la risa es un aliado que debemos aprovechar.
Una persona que sonríe a menudo, que disfruta y lo expresa a través de la risa genera un aura positiva a su alrededor y con ella atrae positividad a su vida y a los que le rodean. Es por este motivo que una persona feliz y positiva resulta como un imán para otras personas y para conseguir lo que desea. Es su sonrisa y su energía la que consiguen todo por ella.
Para lograr esa alegría debemos comprender en profundidad que las adversidades son pasajeras y que nada ni nadie puede quitarnos la felicidad, el amor, la comprensión y la voluntad mientras tengamos eso en mente.

8) Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.


Al igual que en los negocios, si invertimos en nosotros mismos multiplicaremos las ganancias. Es decir, si invertimos tiempo y educación para nuestro desarrollo personal y profesional, a mediano plazo comenzaremos a ver cómo se multiplican nuestras gaancias. No sólo en el aspecto económico, sino también en el aspecto moral, social, de salud, psicológico, emocional, etc.
Recuerda siempre que eres tu mejor inversión. Todo lo que hagas por ti para tu crecimiento personal te rendirá sus frutos en el futuro.

9) Procederé ahora mismo


Los sueños, los planes y las metas son imposibles si no actuamos para concretarlos.
Es muy frecuente para mi escuchar personas con muchos sueños, metas y planes que parecen maravillosos, pero que nunca se deciden a comenzar a concretar. O bien comienzan y abandonan rápidamente.
Es tan pero tan triste ver y escuchar esto con tanta frecuencia. Claro que en algún momento yo he estado allí. Pero doy gracias cada día de mi vida por haber podido vencer esos miedos, esa pereza y esa inseguridad que me impedía ir a por mis sueños y no dejar de intentar hasta alcanzarlos.
No es fácil amigos, realmente no lo es. Si lo fuera habría muchas más personas en el mundo cumpliendo sus sueños y viviendo en abundancia. Pero tampoco es imposible. Requiere un cambio en nuestra forma de ver la vida y de actuar. Pero créeme, valdrá la pena.

10) Cultivar la fe


Otra característica que nos diferencia de los demás seres de la naturaleza es la fe, la religión y la espiritualidad. 
Es una característica que todos poseemos, aunque haya personas a las que no les guste admitirlo o que prefieran evitarla.
Todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida esa conexión con algo superior e infinito. Esa conexión con la naturaleza, esa integración interna con nosotros mismos que nos transporta a un estado quizás indescriptible, donde nos sentimos parte de algo más grande que nosotros mismos.
O quizás hemos estado en problemas y hemos recibido una ayuda especial. 
Todas esas experiencias nos comprueban que existe algo más que el mundo material y nos indican que el sentido de nuestra existencia va más allá de lo físico.
Es de suma importancia que nos conectemos con esa espiritualidad en nuestra vida para que sea ella quien nos guíe por el camino.
El dinero y las cosas materiales son necesarias y son buenas, ya que son un medio para poder cumplir el verdadero propósito de nuestra existencia.
Pero jamás pienses que todas tus metas deben ser materiales, no. Tus metas deben ser superiores. Deben estar fundamentadas en el amor y la cooperación. Deben ser grandes y  cumplir una función social, ambiental, etc. Vivimos en comunidad porque en comunidad debemos crecer y nuestras metas deben ser siempre dirigidas al crecimiento de dichas comunidades.
Independientemente de la religión o creencia que poseas, o incluso si no tienes una en particular, puedes vivir plenamente tu espiritualidad conectándote contigo mismo, a través de la integración con la naturaleza y de la empatía, la caridad y la ayuda al prójimo.

Amigos, hasta aquí mis aprendizajes de los 10 consejos del libro "El vendedor más grande" de Og Mandino. 
Espero de corazón que les haya gustado, que los haya inspirado y les haya inyectado ganas de crecer y cumplir sus sueños. Nunca es tarde!

Pregunta: ¿Has leído este libro u otro libro de desarrollo personal? ¿Cuál es tu favorito? ¿Te gustaría que haga una review de un libro de crecimiento personal en particular? ¿De cuál? Los leo en comentarios!!




Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más